top of page

Aborto: una Polémica de Nuestros Tiempos


En las últimas semanas el término Aborto ha dado mucho de qué hablar en las noticas y redes sociales y a más de uno nos han surgido interrogantes. Para intentar aclarar algunas de ella comencemos por la más básica: ¿A que llamamos Aborto?

La palabra aborto proviene del latín abortus, que a su vez deriva del término aborior. Este concepto se utilizaba para referir a lo opuesto a orior, o sea, lo contrario a nacer. Por lo tanto, el aborto es la interrupción del desarrollo del feto durante el embarazo, cuando éste todavía no haya llegado a las veinte semanas. Según el Centro de Control de Enfermedades por sus siglas en inglés CDC un aborto legal inducido se define como una intervención realizada por un proveedor de salud con licencia para ejercer (dígase médico, enfermera practicante) dentro de los límites de las regulaciones estatales, que tiene la intención de interrumpir un embarazo intrauterino en curso sospechoso o conocido y que no resulta en un nacimiento vivo.

El aborto inducido puede ser médico o quirúrgico. Los abortos médicos son procedimientos legales que usan medicamentos en lugar de cirugía.

A veces, las mujeres que tienen la intención de interrumpir su embarazo recurren a métodos inseguros, particularmente cuando la disponibilidad de aborto legal es limitada. Pueden intentar métodos de autointerrumpición o confiar en personas sin suficiente capacitación médica o instalaciones inadecuadas. Esto puede conducir a complicaciones graves, como aborto incompleto, sepsis, sangrado y daño a los órganos internos.

La legalidad o no del aborto es un factor determinante para su seguridad. Es importante conocer que en el Estado de New York se puede acceder al aborto de manera legal y segura, ya sea Aborto quirúrgico o médico. Si usted tiene menos de 10 semanas de embarazo el aborto médico (mediante el uso de medicamentos) puede ser una opción a tener en cuenta. El Estado de New York garantiza el derecho incondicional al aborto hasta 24 semanas después de la fecundación. El aborto está permitido después de la semana 24 si el feto no es viable o si la vida de la persona embarazada o la salud (incluida la salud mental) está en riesgo.

¿Podría un aborto electivo aumentar el riesgo de problemas en un embarazo posterior?

En general, se considera que el aborto electivo no causa problemas de fertilidad o complicaciones en embarazos futuros. Pero los riesgos para embarazos futuros pueden depender del tipo de aborto electivo realizado:

Aborto médico. Se toman medicamentos al principio del embarazo para abortar al feto. Al parecer, un aborto electivo con medicamentos no aumenta el riesgo de complicaciones en embarazos futuros, siempre y cuando se realice bajo la guía de su equipo de atención médica.

Aborto quirúrgico. Es un procedimiento quirúrgico para extraer el feto del útero a través de la vagina. El procedimiento generalmente se realiza mediante succión o con un instrumento llamado cureta. Si bien muchos estudios han demostrado que el aborto quirúrgico tiene una repercusión limitada en los embarazos futuros, las mujeres que se someten a múltiples abortos quirúrgicos con una cureta corren el riesgo de dejar cicatrices en el revestimiento interno del útero (síndrome de Asherman). Esta afección está asociada con la dificultad para quedar embarazada en el futuro.

Por tanto, si bien el aborto puede ser un derecho y una opción ante un embarazo no deseado siempre debemos recordar que no es un método anticonceptivo. Pues como todo procedimiento también tiene complicaciones.

Comencemos a tratar el tema del aborto de manera más responsable.


Recent Posts

See All

留言


bottom of page