top of page

Colesterol elevado: un enemigo de la salud de tus arterias.

Que es el colesterol, como y por que se convierte en nuestro enemigo

El colesterol es una sustancia cerosa y parecida a la grasa que se encuentra en todas las células de nuestro cuerpo. El hígado produce colesterol. Pero también se encuentra en algunos alimentos, como la carne y los productos lácteos. Nuestro cuerpo necesita cierta cantidad de colesterol para funcionar bien. Pero si tienes demasiado colesterol en la sangre, tienes un mayor riesgo de presentar enfermedad arterial coronaria entre otras complicaciones. El colesterol elevado puede heredarse, aunque suele ser el resultado de la elección de un estilo de vida poco saludable, por lo que se puede prevenir y tratar.


¿A que llamamos colesterol “bueno” y colesterol “malo”?

Las HDL conocidas como colesterol bueno y las LDL conocidas como colesterol malo son lipoproteínas, es decir, una combinación de grasas (lípidos) y proteínas. Los lípidos necesitan estar unidos a las proteínas para moverse en la sangre. Los diferentes tipos de lipoproteínas tienen distintos propósitos:


HDL significa lipoproteínas de alta densidad en inglés. En ocasiones se le llama colesterol "bueno" porque transporta el colesterol de otras partes de su cuerpo de vuelta al hígado. Su hígado luego elimina el colesterol de su cuerpo.

LDL significa lipoproteínas de baja densidad en inglés. A veces se le llama colesterol "malo" porque un nivel alto de LDL lleva a una acumulación de placa en las arterias.


Factores de riesgo para presentar altos niveles de Colesterol:

• Comer muchos alimentos ricos en grasas saturadas aumenta los niveles de colesterol LDL "malo". Las grasas saturadas se encuentran en los cortes grasos de la carne y en los productos lácteos. No más del 10 % de las calorías diarias deben proceder de las grasas saturadas.

• Falta de actividad física

• Fumar reduce el colesterol HDL, especialmente en las mujeres, y aumenta el colesterol LDL.

• El estrés puede elevar los niveles de ciertas hormonas, como los corticosteroides. Estas pueden hacer que el cuerpo produzca más colesterol.

• El consumo excesivo de alcohol (más de dos bebidas al día para los hombres o una para las mujeres) puede aumentar el nivel de colesterol total.

• La edad: con mayor frecuencia en personas de entre 40 y 59 años. A medida que envejecemos, el metabolismo de nuestro cuerpo cambia. El hígado no elimina el colesterol LDL "malo" tan bien como cuando éramos jóvenes.


¿Cuándo chequear mis niveles de Colesterol?

Según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés), las personas deben hacerse el primer examen de detección de colesterol entre los 9 y los 11 años y, luego, deben hacerse uno cada cinco años.

El NHLBI recomienda que los hombres de entre 45 y 65 años y las mujeres de entre 55 y 65 años se hagan exámenes de detección de colesterol cada uno o dos años. Las personas mayores de 65 años deben hacerse análisis de colesterol una vez al año.




Complicaciones

El colesterol elevado puede producir una peligrosa acumulación de grasa y otros depósitos en las paredes de las arterias (ateroesclerosis). Estos depósitos de grasa forman placas calcificadas que pueden reducir el flujo sanguíneo a través de las arterias, lo que puede provocarte complicaciones tales como:

Dolor en el pecho. Si las arterias que suministran sangre al corazón (arterias coronarias) se ven afectadas, podrías sufrir dolor en el pecho (angina de pecho).

Ataque cardíaco. Si las plaquetas se desgarran o se rompen, puede formarse un coágulo sanguíneo en el sitio de rotura; bloqueando el flujo sanguíneo y dando lugar a ataque cardíaco.

Accidente cerebrovascular. De manera similar a un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular se produce cuando se bloquea el flujo sanguíneo a una parte del cerebro.


¿Qué acciones debo tomar para evitar prevenir los niveles elevados de Colesterol y sus Complicaciones?

  • Sigue una dieta baja en sal, que ponga énfasis en el consumo de frutas, vegetales y cereales integrales.

  • Limita la cantidad de grasas de origen animal y usa las grasas buenas con moderación. Así como limitar el consumo de alimentos fritos. Utilizar aceites de origen vegetal.

  • Baja de peso y mantén un peso saludable. Reducir de 5 – 10% de tu peso actual mejora tus niveles de colesterol.

  • Dejar de fumar

  • Realiza ejercicio la mayoría de los días de la semana durante, por lo menos, treinta minutos. Completando al menos 150 min de ejercicio físico semanal que puede incluir: ejercicio aeróbico de moderada intensidad, montar bicicleta, nadar.

  • Si bebes alcohol, hazlo con moderación

  • Controlar el estrés: practica yoga u otros ejercicios de meditación.


Altos niveles de Colesterol en sangre comprometen seriamente la salud de nuestras arterias y del corazón, por lo que es vital mantener niveles adecuados de este en nuestro organismo. Un estilo de vida saludable acompañado de una dieta balanceada baja en grasas saturadas es la clave. Mantenga sus niveles de colesterol en el rango adecuado y su corazón se lo agradecerá. Recuerda que la prevención es la mejor medicina, y en nuestras manos esta ponerla en práctica.


Y no olvides seguirnos en Facebook, e Instagram.

28 views0 comments

Comments


bottom of page