top of page

Vitamina D: ¿Necesaria o imprescindible?

En ocasiones escuchamos decir: “que debemos tomar Vitamina D como suplemento diario”, o que debemos tomar un poco de sol cada día “para fijar la vitamina D” o incluso habrás escuchado a alguien afirmar que “la vitamina D es buena para los huesos”. Seguramente te preguntarás que hay de cierto en todo esto, ¿qué relación hay entre la vitamina D, el sol y los huesos? Pues continúa leyendo porque aquí encontrarás las respuestas.


La vitamina D es un nutriente que ayuda al cuerpo a absorber el calcio, uno de los principales elementos que constituyen los huesos, por lo que es imprescindible para fortalecer los huesos y mantenerlos saludable. A su vez regula muchos otros procesos a nivel celular. Sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y neuroprotectoras contribuyen con la salud del sistema inmune, la función muscular y la actividad de las células cerebrales.

La vitamina D se puede obtener de ciertos alimentos, de la luz solar y de suplementos dietéticos.

En ocasiones se denomina la “vitamina del sol”, ya que el cuerpo crea su propia vitamina D cuando se expone a la luz solar. Dependiendo de dónde viva, es posible que solo necesite 10 minutos de sol 3 a 4 veces por semana para ayudar a su cuerpo a generar la vitamina D que necesita.

La cantidad de vitamina D que requiere su organismo puede variar según su peso, sus genes, su color de piel, si tiene alguna condición crónica e incluso dónde vive y cuánta exposición al sol recibe. Las personas que vivimos en los Estados más al Norte, la exposición al sol se ve considerablemente reducida en los meses de invierno y otoño; por lo que debemos priorizar el consumo de alimentos ricos en Vitamina D así como el uso de suplementos dietéticos del tipo multivitaminas para mantener los niveles de Vitamina D en sangre en valores óptimos.



¿Qué alimentos contienen vitamina D?

Según la oficina de suplementos dietéticos del Instituto Nacional de Salud por sus siglas en inglés NIH muy pocos alimentos contienen esta vitamina de forma natural, entre ellos se encuentra:

· Pescados grasos como la trucha, el salmón, el atún

· Aceites de hígado de pescados

· La yema de huevo, el queso y los hongos.

Como alternativa gran parte del suministro de leche de los Estados Unidos está fortificado con alrededor de 3 mcg (120 UI) de vitamina D por taza, al igual que muchos cereales y marcas de jugo de naranja.

La vitamina D se encuentra en suplementos de multivitaminas y multiminerales, ya sea en forma de vitamina D2 (ergocalciferol) o vitamina D3 (colecalciferol) siendo esta última quien más eleva la concentración de vitamina D en sangre y por más tiempo.


¿Qué pasa si no consumo suficiente vitamina D?

En los niños, la deficiencia de vitamina D causa raquitismo, una enfermedad en la que los huesos se ablandan, debilitan, deforman y causan dolor. La deficiencia de vitamina D puede retrasar el crecimiento de un niño. También puede provocar caries y problemas con la estructura dental.

En adultos la deficiencia de vitamina D causa osteomalacia, un trastorno que provoca dolores en los huesos y debilidad muscular, así como osteoporosis trastorno que causa adelgazamiento de los huesos y predispone a las fracturas óseas.


Por tanto, necesitamos cierta exposición al sol para que nuestro cuerpo produzca vitamina D y a su vez necesitamos de esta para garantizar la absorción del calcio y que nuestros huesos se encuentren fuertes y saludables. Por lo que sí, la Vitamina D es imprescindible para nuestra salud ósea y el bienestar de nuestro cuerpo.

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page